Fernando Ramos, presidente de AEF “Cuesta asimilar los cambios tan profundos sobrevenidos de la actual crisis y la rapidez con la que todo ha tenido lugar”

Por:  Fernando Ramos, presidente de la Asociación Española de Fisioterapeutas

La pandemia nos ha hecho plenamente conscientes de que la coordinación entre las diferentes instituciones sanitarias, el apoyo a la investigación y el adecuado aprovisionamiento de equipos de protección individual son imprescindibles para enfrentarnos a los nuevos retos, presentes y futuros.

Durante todo lo vivido en estos meses, entre las numerosas lecciones aprendidas, nos hemos encontrado con una creciente relevancia de la logística y los planes estratégicos en materia de equipos de protección individual, en un momento donde resultaba crucial disponer del material necesario para dar continuidad a la actividad asistencial y asegurar la protección de la población.

La primera ola de la actual pandemia puso en evidencia la necesidad de contar con un adecuado aprovisionamiento de material sanitario a nivel nacional y autonómico, lo que debería traducirse en una mayor apuesta por proveedores de proximidad para no depender de la volatilidad de mercados internacionales, cuyas políticas de precios y estándares de calidad y homologación no se ajustan a nuestras directrices.

En un momento como el actual resulta imprescindible brindar el apoyo necesario a la industria de fabricantes a nivel nacional, como acción garante del adecuado abastecimiento y cumplimiento de las especificaciones técnicas exigidas.

La necesidad de emplear equipos con certificaciones de conformidad CE o con la correspondiente certificación de producto sanitario, se presentan como estrategias indispensables para asegurar una adecuada protección tanto de profesionales como de comunidades.

Además, disponer de una reserva estratégica de material, con mecanismos de control exhaustivos, permite contar con todos los elementos necesarios para atender de forma efectiva demandas presentes y futuras.

Los gestores y administradores del sistema tienen que asegurar la utilización más eficiente y equitativa de los recursos públicos puestos a su disposición. Se debe apostar de forma decidida por proveedores de proximidad en defensa del producto nacional y como estrategia efectiva para asegurar la calidad de un producto con una finalidad última de proteger a nuestra sociedad.